Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Mobbing es la acepción anglosajona para definir el trato hostil o vejatorio al que se somete a una persona en el ámbito laboral de forma sistemática, provocando en ella problemas psicológicos y profesionales.

jefe maltrato empresa mobbing acoso laboral asesoria gestoria aranda de dueroPara determinar si existe acoso laboral a un trabajador (tanto por parte de los superiores como por parte de compañeros de trabajo del mismo nivel), hay que hacer un análisis particular de cada caso, puesto que las causas pueden ser variadas (aislamiento del resto de compañeros, insultos, desprestigio profesional, trato discriminatorio, etc.). No obstante, hay que saber diferenciar cuándo estamos ante un acoso laboral y cuándo ante unas órdenes del empresario: el empresario tiene la facultad de dirigir el desarrollo del trabajo, pero las órdenes que imparta tienen que respetar siempre los derechos del trabajador, sin atentar contra su dignidad, integridad moral o física. Aunque en ocasiones no se comprendan o compartan las órdenes recibidas, no en todos los casos habrá una situación de acoso laboral.

En el caso de que se sufra acoso laboral o mobbing, lo más importante será conseguir pruebas para justificarlo y poder denunciarlo.

¿Qué requisitos debe cumplir la empresa ante un problema de acoso?

Es recomendable que la empresa elabore un protocolo de prevención y actuación contra el acoso moral y que lo ponga en conocimiento de sus empleados. De este modo, en caso de que un empleado se vea afectado por una situación de acoso, podrá utilizar el protocolo y avisar a la empresa de su situación. La normativa de prevención de riesgos laborales obliga a evitar también los riesgos psicológicos. Por tanto, si un empleado es víctima de acoso y en la empresa no hay un protocolo sobre cómo actuar en estos casos, el afectado podrá demandar a la empresa.

¿Cómo debe actuar un trabajador que sufra acoso laboral?

1. Denunciar el acoso sin necesidad de acudir a los juzgados: trasladarlo al Comité de Seguridad y Salud de la empresa, presentar una denuncia ante la Inspección de Trabajo o activar el protocolo del convenio colectivo, en el caso de que exista.

2. Denunciarlo judicialmente ante los tribunales.

Por último, en el caso de sufrir acoso laboral o mobbing, recalcar que es primordial acudir a la ayuda de un experto psicólogo para evitar que la situación personal empeore y se convierta en una patología.

 

Si tienes dudas respecto al MOBBING o ACOSO LABORAL, u otras cuestiones que podamos resolver en nuestra asesoría / gestoría en Aranda de Duero, contacta con nosotros: 947512385 Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.