Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

¿Se puede facturar sin ser autónomo? Se trata de una cuestión para la que es difícil dar una respuesta taxativa pues son varios los factores que hay que tener en cuenta.

El Estatuto del Trabajo Autónomo establece que ha de ser trabajador autónomo toda “persona física que realiza de forma habitual, personal, directa, por cuenta propia y fuera del ámbito de dirección y organización de otra persona, una actividad económica o profesional a título lucrativo (...). Por tanto, siempre que se cumplan todas estas condiciones es obligatorio darse de alta en Seguridad Social como autónomo y hacer lo mismo con la actividad económica en Hacienda para poder facturar.

35F2FD49 5E48 4CDF A44F 2FA64EC46B1E

Por tanto, la habitualidad es una de las condiciones sine qua non para darse de alta en el Régimen de Autónomos y así figura en la normativa de regulación del RETA y en el Estatuto del Trabajo Autónomo. Sin embargo, ninguna de las dos normativas concreta el alcance del requisito de habitualidad convirtiéndolo en un concepto jurídico indeterminado por el que algunos autónomos han llegado a los tribunales. Las distintas sentencias, generalmente a favor del autónomo, han estimado la superación del umbral del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) como indicador de este criterio de habitualidad.

Por tanto, se puede establecer dos condiciones para poder facturar sin ser autónomo:

  1. Que la actividad económica no sea habitual.
  2. Que la actividad no genere ingresos superiores a los 950 euros brutos mensuales del salario mínimo (13.300 anuales) en 2020.

Este es un criterio valido y con fundamentación, pero aun así existe un riesgo de sanción, aunque bajo, si la Inspección de Trabajo llama a tu puerta.

Hay que valorar si se causa alta en el régimen de autónomos aunque lo ingresos sean bajos, y además tener en cuenta que si va a ser la primera vez que casusas alta en este régimen o hace dos años que no lo eres, podrás acogerte a la TARIFA PLANA de 60€ al mes durante un año, a nivel nacional y, dependiendo de la Comunidad Autónoma a la que pertenezcas, este periodo se puede incrementar, con lo cual se te hará más llevadero el pago de la cuota de autónomos.

Si aun así, decides no causar alta en la Seguridad social, has de saber que para poder facturar no puedes dejar de darte de alta en Hacienda.

El alta en Hacienda a través de los modelos 036 y 037 no tiene coste. A partir de ese momento, puedes empezar a facturar. Además, has de declarar los ingresos y gastosobtenidos por IVA (modelo 303) e IRPF (pago fraccionado modelo 130 y/o declaración de la Renta), trimestralmente con su correspondiente resumen anual.

Tras facturar y cumplir con tus obligaciones fiscales derivadas de un trabajo por cuenta propia pero sin habitualidad y con ingresos inferiores al salario mínimo, has de darte de baja en Hacienda a través de los mismos modelos de solicitud de alta (modelo 036 o modelo 037).

Advertencia: Cuidado con recurrir a un tercero para facturar

Existen las llamadas cooperativas de trabajo asociado. Bajo esta fórmula los trabajadores con proyectos eventuales y pocos ingresos, dejan de darse de alta y confían la labor de facturación a las cooperativas. Desde hace unos años estas cooperativas de facturación están en el punto de mira de la Inspección de Trabajo por su “finalidad defraudadora” procediendo en algunos casos a la disolución de la cooperativa y, en otros, a poner la lupa sobre los propios cooperativistas y profesionales.

► No dudes en contactar con nuestra asesoría / gestoría en Aranda de Duero (Burgos) si necesitas ayuda:

947512385 Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. / Whatsapp 642 33 59 51